Un poco de historia

                                             “Y este   perro ¿que cargo ocupa?”

 

Xazpi cachorroUn comentario que escuchamos a un abuelo nonagenario al otro lado del valle de Jerte.  No era  por nuestro perro por el que preguntaba (no teníamos perro). Preguntaba por Igor, el perro de un amigo que estaba ahí, tranquilo y dormido al sol después de habernos acompañado y tanteado para jugar durante toda la tarde.

 

 

Nos hizo pensar…

Al poco, decidimos ampliar nuestra familia con nuestra primera perra: Xazpi. 

Y  juntos empezamos un nuevo proyecto de vida. 

 

 

Xazpi border collie

Como parte de la familia que era decidimos que queríamos una buena educación para ella.  Y después de sentir en nuestras carnes, “adiestradores” que no eran compatibles con nuestra forma de pensar (la nuestra y la de nuestra perra), Xazpi encontró su cargo en nuestra familia: el de querernos y el de animarnos a desarrollarnos en el mundo de la educación canina: formación  para poder aprovechar al máximo nuestros conocimientos y experiencias personales en el mundo de la educación humana por medio de actividades culturales y  el deporte.  Xazpi nos encontró un cargo, el de enseñar, pero sobre todo el de quererla.

Asi se gesto el proyecto de Txakurtzen. 

 

 

Xazpi y pastor aleman

Comments are closed.